Instagram de Yeison Gordillo

Yeison Gordillo, un mediocampista hecho a pulso

Proveniente del barrio La Colombiana, en Miranda, Cauca, un lugar en el que pocos llegan a ser profesionales, nació y creció Yeison Gordillo, el ahora volante de Independiente Santa Fe, con una infancia dura, y pasando por retos inimaginables, fue él, quien entre muchos otros de sus compañeros de infancia, que le apostaban a un mismo sueño, logró conquistar al equipo cardenal capitalino.

Cuando se crece en un pueblo donde el número de veredas supera el número de barrios, los futbolistas brotan de suelo. Entre tantos jugadores, fue Gordillo quien logró salir adelante en este gran codiciado mundo del fútbol.

Con tan solo 12 años y toda una vida por delante, Gordillo entrenaba 3 veces al dia, siempre andaba con sus tenis de educación física y una sudadera, en caso de que algún esporádico encuentro se le presentara, fue así que desde muy pequeño inició con la disciplina hacia el deporte.

A medida que fue pasando el tiempo, la situación fue complicándose, Gordillo viajaba a Cali todos los días, con el fin de entrenar lo cual le costaba 10 mil pesos diarios, sin embargo su madre, únicamente podía darle 5.500, por lo cual su lucha diaria siempre era rebuscarse lo del pasaje e inclusive persuadir a los conductores de los buses para que le permitieran subirse por la puerta de atrás y así no tener que pagar el pasaje completo. Sin embargo, esto no duró mucho, ya que su madre se sostenía gracias a un negocio de venta de pollos, el cual quebró debido a los recurrentes ires y venires de su hijo.

Gordillo no se daría por vencido tan pronto, por lo tanto decide terminar el bachillerato y conseguir dinero a punta de rifas, en las cuales se vio gratamente apoyado por sus vecinos y conocidos. La oportunidad de su vida se presentó el día que un profesor llamado Mario reconoció su talento y se lo llevó a Medellín, donde entrenaba en las mañanas y en las tardes trabajaba para poder pagarse sus elementos de aseo y las comidas diarias.

Fue allí donde ingresó al Boyacá Chicó a raíz de unas pruebas que se realizaron, en las que Eduardo Pimentel, el presidente, vio su talento y decidió darle la oportunidad de explotarlo, fue cuestión de tiempo para que el mundo comenzara a cambiarle a Gordillo, teniendo un sueldo estable, haciendo lo que más amaba en la vida y ayudándole a su familia, la vida empezó a sonreírle finalmente.

Se casó y formó una familia y tiempo después recibió la llamada que cambió su vida, César Pastrana, en ese entonces presidente de Independiente Santa Fe, le presentó la oportunidad de vincularse al equipo cardenal, invitación que Gordillo no dudó y por lo tanto viajó con su familia a la capital y poco a poco fue ganándose el cariño tanto del equipo, como de la hinchada, ya que cuando no se encuentra en la cancha se nota la diferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s