Julio Sánchez Cóccaro: “es bueno ser importante, pero es más importante ser bueno”

Imagen: Revista WhatsUp

Por Juliana Restrepo

Su historia que empezó hace más de 50 años, una mañana fría de Bogotá del 1964, un hombre lleno de pasiones y muchos recuerdos nace para romper todo tipo de estereotipos.

Su nombre es Julio Sánchez Cóccaro y su infancia, la borró de su memoria para no recordar los malos momentos de esta, aunque se dio a la tarea de buscar y preguntar por su infancia, infancia que sigue reconstruyendo hasta el día de hoy, pero el sentimiento de abandono nunca quedó en el olvido, así lo expresa él.

“Mi vida”, expresa Julio, mientras cruza los brazos y esboza una pequeña sonrisa, la actuación es su vida, su motor y aunque con pasos entorpecidos en su camino, como actor, él dice que no se toma nada personal y eso lo ha dejado sobrepasar los conflictos que la vida le ha traído.

Este artista es amante de la cocina y se considera una persona extrovertida, enamorado del día a día como ningún otro. Y es que así lo describen sus allegados

A este respecto, trae a colación a su esposa, Patricia Ordóñez a quien hace referencia a una persona “Berraca y aguantadora”. Vivir tantas locuras como el casamiento con su esposa, como él la nombra, el amor de su vida, las locuras que representan las vivencias que han marcado la vida entre los dos.

Considerando que ha interpretado más de 30 papeles actorales en la televisión colombiana, resulta interesante saber cuál es su fuente de inspiración. “es el amor de mi familia, hace que me levanté a las 4:00 am para salir a las 5:00 am y llegar a las 6:00 am a grabar”, afirma Julio con un tono de ilusión.

Un hombre que vivió miles de experiencias, en la adolescencia, y etapa en la que conoce a su gran amigo Daniel Rojas, su mejor amigo, una “fibra muy importante”, expresó con lágrimas en sus ojos. “Su vida terminó como yo no hubiera querido que terminara porque yo amaba demasiado a Dani”, mientras respiraba profundo, sus ojos avisaban la salida de unas lágrimas, contó como su mejor amigo había hecho de su adolescencia una experiencia llena de locuras inmemorables y aprendizajes inolvidables.

Aunque Sánchez ha vivido momentos duros y felices, habla de la vida como si fuera su tesoro preciado. Actuar y compartir con su familia son sus momentos más alegres. Concluye que la muerte es un ciclo y que quiere ser recordado con esta frase “aquí murió un hombre que amo profundamente la vida y a su familia”.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s